Cómo ahorrar en la factura de la luz

La factura de la luz es de los gastos que más preocupan a las familias españolas, sobre todo en periodos de alto consumo, como son las épocas de verano o invierno.

Por otro lado, año a año el precio de la electricidad sube, lo que hace que muchos españoles comiencen a preocuparse por su economía familiar.

Un gran paso para comenzar a ahorrar en este sentido es pasarte al autoconsumo, y así ahorrar hasta un 80% en tu factura de la luz, pero no es lo único que debes hacer para conseguir el ahorro óptimo.

1. Pásate al autoconsumo instalando placas fotovoltaicas en tu hogar

Desde el pasado mes de Abril de 2019 existe una nueva regulación que hace muy atractiva la instalación de una planta solar fotovoltaica en tu vivienda. De esta forma dicha planta se convertirá en tu principal fuente de energía eléctrica, quedando la red como una fuente de soporte, si así lo deseas, para cuando el sol no cubra tus necesidades.

También tendrás la posibilidad de almacenar la energía solar excedente para cuando la requieras, o bien, inyectarla a la red y obtener descuentos en tu factura eléctrica.

De esta forma, durante las horas de radiación solar dispondrás de energía eléctrica completamente gratuita para abastecer total o parcialmente tu vivienda.

Gracias a nuestra experiencia y tecnología, analizaremos la viabilidad de tu planta solar y en su caso identificaremos la configuración óptima de la misma.

2. Ajusta la potencia contratada

A pesar de instalar un sistema fotovoltaico para autoconsumo, si sigues conectado a la red eléctrica hay pagos que tendrás que seguir asumiendo. Uno de estos pagos es el coste por término de potencia, es decir, el importe por la potencia que tienes contratada. Es un coste fijo, que varía en función de la potencia, cuanto mayor sea la potencia, mayor será el importe que pagues, consumas o no consumas energía. Esta potencia dependerá del número de aparatos simultáneos que tengamos conectados al mismo tiempo.

Instalando una planta solar, y con la ayuda de Gesnova Solar y nuestro servicio de consultoría energética, puedes bajar el término de potencia, ya que el sistema solar te dará un extra en las horas solares, consiguiendo así llegar al máximo necesario con menos potencia contratada.

3. Revisa el tipo de tarifa

Es muy común que las comercializadoras eléctricas tengan sus propias tarifas, que pueden parecer atractivas, pero que realmente cuando se hacen cuentas pueden no serlo. Existen tarifas con o sin discriminación horaria. Esta última significa que el precio de la electricidad es inferior durante unas horas del día en concreto (horas valle), y más caro en las horas punta, que coinciden con gran parte de la producción solar (de 12:00 a 22:00 en invierno y de 13:00 a 23:00 en verano), esto implica que si tienes un sistema solar, durante las horas punta en la que la energía está más cara, estarás autoconsumiendo, por lo que cuando necesites consumir de la red, serán pocas horas punta y el resto horas valle, consiguiendo así un mayor ahorro.

4. Cambia tus hábitos de consumo

Para aprovechar al 100% tu sistema solar, conviene cambiar algunos hábitos de consumo. Por ejemplo, si durante el día estás produciendo energía gratis gracias al sol, es el momento de poner los electrodomésticos que más energía demandan (como por ejemplo lavadora o secadora), en torno a las horas de mayor producción solar, estos consumos te saldrán gratis. En caso de no poder hacerlo en esas horas, elegir siempre las horas valle de tu tarifa, para que, al menos, el precio de la energía sea el más bajo del día.